10 claves para sobrevivir a una crisis

Gestionar una crisis implica saber tomar las decisiones correctas en el momento adecuado, mantener una visión estratégica y sobre todo gestionar de forma inteligente y humana a los colaboradores que están perdiendo el rumbo.

Tanto en una multinacional como en una pequeña o mediana empresa, quien este a cargo de un equipo debe poseer ciertas cualidades que lo conviertan en un verdadero líder en una situación de crisis.

«Muchas veces no es una crisis lo que hunde a una empresa, sino la manera en la que el líder la enfrenta. «

Este artículo retoma algunas recomendaciones del capítulo 2 “Un salto hacia la vida” del libro Minuto Cero de Gwenaelle Gerard y surgen de la crisis de negocios poco común que tuvo que enfrentar a raíz del sismo del 19 de septiembre 2017 en la Ciudad de México. En su libro, la empresaria comparte 10 claves para sobrevivir a una crisis, útiles y relevantes para que otros emprendedores, empresarias y empresarios, no importa cuál sea el giro de su negocio o su situación personal, puedan encarar y resolver los problemas, sin perder el control.

1- Ser objetivo. Ante una crisis de negocios, es normal experimentar enojo, miedo, quizás un estado de depresión. En ese caso, si no conseguimos tranquilizarnos, lo más probable es que erremos en la toma de decisiones. Entonces, lo mejor es respirar profundo y tratar de comprender la situación en un sentido amplio y gestionar nuestras emociones.

2- Ser honesto con uno mismo. Identificar hasta dónde es responsabilidad propia haber caído en una crisis y hasta dónde intervinieron factores externos. No hay que cargar con más peso del que nos toca.

3- Cuidar la vida personal. Las épocas difíciles suelen aislarnos y eso puede ser contraproducente. Ayuda regalarse un “tiempo fuera” con la familia o los amigos. Esas pausas son las que elevan el nivel de energía para afrontar todo lo demás.

4- Ocuparse del cuerpo. Todo empresario suele abandonar sus buenos hábitos para concentrarse totalmente en la crisis. Es en esta etapa que se debe cuidar más la alimentación, dormir las siete horas reglamentarias y hacer algo de ejercicio.

5- Pensar antes de actuar. Imaginar que la resolución de un problema es un juego de ajedrez. Cualquier jugada impulsiva muchas veces implica la pérdida de poder. Hay que conservar la calma, observar y luego decidir.

6- Priorizar. La sensación de agobio es muy normal cuando estamos en medio de una crisis. Para no caer en ella, lo recomendable es identificar qué podemos solucionar por nosotros mismos y qué no. Liberarse del peso extra nos dará más agilidad e incrementará nuestra capacidad de reacción.

7- Olvidar la perfección. No desviar ni atención ni recursos cuidando demasiado los detalles. Ante una emergencia, hay que actuar rápidamente, de manera decisiva y asertiva.

8- Confiar en el propio instinto. ¿Quién mejor que cada uno como empresario para saber si las decisiones que tomará son las correctas, cuando se trata de resolver la crisis del negocio?

9- Perder el temor a equivocarse. No somos infalibles y seguramente en la solución de un problema inesperado cometeremos errores. Si es así, pensemos que es mejor correr el riesgo que permanecer esperando que la solución llegue de la nada.

10- Valorar las crisis. En situaciones límite es cuando liberamos nuestro máximo potencial y hacemos todo lo necesario para salir adelante y salvar nuestra empresa. Esta actitud positiva es la que nos permitirá seguir adelante sin importar qué tan complicado sea el problema.

Todos nos equivocamos y lo que diferencia a alguien exitoso de quien fracasa es la voluntad de enfrentar sus errores y buscar mejorar. ¿Qué significa esto? Que si de verdad quieres sobrevivir a una crisis y trascender, tienes que prepararte para trabajar arduamente.


Sigue descubriendo las lecciones de negocios aprendidas por Gwenaelle ante la adversidad, comprando su libro Minuto Cero, en versión impresa con entrega en México, o en ebook.


Durante todo el periodo de contingencia, el libro Minuto Cero estará disponible en PDF en libre descarga